¿Cómo contribuyen las toxinas a la obesidad?

La mayoría de nosotros pensamos en toxinas como venenos, y de cierta forma así actúan en nuestro cuerpo, solo que tenemos la capacidad de eliminarlas, por medio de los riñones y el hígado, piel, sin embargo si la carga total de toxinas excede nuestra capacidad de eliminación esto nos lleva una saturación del metabolismo.

En las toxinas internas tenemos que incluir los desechos de las  bacterias, hongos, levaduras, parásitos, así como la putrefacción que se genera en el intestino cuando no desechamos adecuadamente lo que ya no se utilizo,  esto nos genera inflamación  y más trabajo metabólico ya que el cuerpo tiene que guardar en algún lado lo que no puede expulsar.

Todas las toxinas afectan nuestra capacidad para bajar de peso y para regenerarnos, cuando logramos empezar a utilizar la grasa que hemos almacenado, las toxinas salen y si no tenemos la capacidad para neutralizarlas y eliminarlas nos causaran problemas que por lo general se atribuyen a la dieta que estamos haciendo aunque no sea así.

Las personas con un elevado IMC (índice de masa corporal) almacenan mayor cantidad de toxinas por que tienen mas grasa acumulada, las toxinas bloquean los receptores de las hormonas tiroideas, es decir no es que su tiroides trabaje menos,  es que a los receptores no llega la señal por estar obstruidos con toxinas, también  interfieren con el trabajo de las mitocondrias es decir con la capacidad de generar energía, en consecuencia  el individuo se sentirá cansado, se agotará más rápido, además de presentar resistencia a la pérdida de peso.

Las toxinas también  llegan  a afectar a otras hormonas que son importantes en el control del peso y el trabajo de regeneración de metabolismo como son: estrógeno, testosterona, cortisol, insulina, hormona de crecimiento entre otras.

Las toxinas también generan una reacción de estrés, al afectar nuestro sistema nervioso  acelerando el  ritmo circadiano normal que interviene en nuestra forma de alimentarnos ya que genera hambre y antojo.

Posted in:

Deja un comentario