El estrés y el aumento de peso

Comportamiento del Ritmo Hormonal en

Persona Delgado VS. Persona Obesa

El estrés se define como una amenaza real o percibida a nuestro entorno o integridad personal, donde se genera una sensación de falta de control o desamparo.

De hecho en nuestra cultura la mayoría no notamos los efectos del estrés crónico con el que vivimos todos los días, el cual se genera por trabajos exigentes, tensión matrimonial, falta de sueño, demasiadas cosas por hacer y poco tiempo para hacerlas, fumar, tomar café en exceso, estar largas horas en espacios muy reducidos, así que puede ser generado por algo psicológico,  social  o físico como: la depresión, el dolor, la ansiedad, el divorcio, la soledad, exposición a temperaturas muy bajas o altas por periodos prolongados, toxinas en el ambiente, ejercicio excesivo, el alcohol, los estimulantes.

El sobrepeso lleva a la producción de hormonas que aumentan el estrés,  por lo que tiene un impacto doble: físico y psicológico.

La persona desarrolla depresión, pérdida de memoria, pérdida de hueso, enfermedad cardiaca, deterioro del hígado, cáncer y enfermedades auto inmunes, aparte de lo físico que implica cargar kilos de mas para las articulaciones, los cambios hormonales que llevan un desgaste acelerado provocando en envejecimiento prematuro.

Cuando nos encontramos en una situación estresante, el cuerpo segrega una hormona llamada cortisol, que es la responsable de los síntomas que percibimos, estudios han demostrado que cuando el cortisol entra al torrente sanguíneo, nos volvemos menos sensibles a la leptina que es una de las hormonas que nos indican cuando ya estamos llenos, cuando esta pasa somos  capaces de comer mas y se nos antojan cosas dulces, esto nos indica que el cuerpo no solo freno el metabolismo, sino que indica que se beben comer mas calorías, esto esta de acuerdo desde la perspectiva evolutiva, ya que cuando los hombres se encontraban en peligro era necesario comer todo lo que se pudiera y almacenar la energía para poder enfrentar los peligros, las largas caminatas hasta que se encontraba algo que cazar nuevamente.

Al tener altos niveles de cortisol, también se encuentran altos el  colesterol malo, los triglicéridos,  la insulina, el azúcar en la sangre, la presión arterial y  en estudios control se encontró baja la hormona tiroidea, la testosterona, la hormona de crecimiento  y un cúmulo de grasa mas abundante en la cintura.

Totalmente comprobado que un estrés prolongado, lleva a resistencia a la insulina, a disminución de deseo sexual y a la infertilidad.

↑ estrés = ↑ cortisol , ↓ sensibilidad a la leptina,↑ hambre y ↑ de peso.

Esto nos confirma la conclusión:

Bajar de peso no es un problema de comer menos, y tener más fuerza de voluntad. Para Bajar de peso es indispensable mantener un metabolismo equilibrado que trabaje de forma apropiada.

Posted in:

Deja un comentario